Perfil De un Yogui

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Perfil de un yogui: ¿Cómo saber si has encontrado uno?

El yogui es un practicante de yoga, aunque por lo general se les designa este término a esas personas que, avanzadas en esta destreza, y como en todas las disciplinas podrás encontrar algunos buenos, y otros no tanto. En este artículo vamos a explorar en el debate entre lo que significa ser un buen yogui o un mal yogui, y las diferencias te van a sorprender.

Algunos encuentran extraño que se discuta la existencia de un “buen yogui” o un “mal yogui” en una comunidad que tiene sus fundaciones en el “buen karma” y meditaciones constantes para manejar los pensamientos positivos. Pero es importante saber que estás frente a una persona con conocimientos completos que te ayude a desarrollar de forma correcta esta práctica.

Te has preguntado: ¿Cómo es un yogui realmente? ¿Qué lo hace bueno? Este tipo de cuestionamientos son recurrentes para quienes quieren aprender yoga. Contar con información precisa sobre cuál debe ser el perfil de un yogui, hará que estas dudas desaparezcan.

Después de una investigación e interactuar con distintos yoguis recolectamos los datos necesarios para traerte nuestras conclusiones y que así aprendas a identificar como debe ser un yogui. Veamos cuáles son las aptitudes que debe tener un yogui.

¿Cómo identificar un yogui?

Existen cuatro términos principales para identificar a un yogui:

  1. En términos de conocimiento
  2. En términos de comportamiento
  3. En términos de enfoque
  4. En términos de dieta

Cuatro conceptos que parecen simples pero que aquí podrás entenderlos de manera más profunda:

En términos de conocimiento:

Combinación de conocimiento contemporáneo y antiguo

Los verdaderos yoguis son personas de conocimiento. Manejan la historia de las raíces y el propósito real del yoga. Como sabes, el yoga no trata solo sobre las asanas o sobre hacer ejercicio, es una forma de vivir y una forma de autoexploración. Un yogui conoce las raíces, es decir, los fundamentos filosóficos detrás, no solo, de las asanas, sino también de las principales prácticas de yoga, como la meditación.
La autoexploración es el zen
Conocerse a uno mismo, de eso trata realmente el yoga. Es un camino de descubrimiento de uno mismo, un proceso para encontrar y eliminar todo aquello que nos impide entender nuestra verdadera identidad, nuestra esencia. Muchos yoguis ven el yoga como un medio para explorar sus fortalezas y debilidades, tanto desde un punto de vista físico como mental, pero el auténtico yogui va más allá, busca descubrirse, comprender qué es realmente
En paz con la imagen corporal
Un verdadero yogui ha explorado suficientes formas, posturas y filosofías del yoga para saber qué le ha funcionado. Esta persona sabe escuchar a su cuerpo ya que las asanas de yoga a veces pueden provocar micro desgarros o fracturas de ligamentos, si no las prácticas de forma adecuada. Un verdadero yogui conoce su cuerpo, sabe cómo utilizar la respiración y calmar sus emociones.

En términos de comportamiento:

Compasión hacia uno mismo y hacia los demás

Dado que los yoguis entienden el principio de ‘ahimsa’, la compasión es una cualidad que persiguen constantemente a través de la práctica del yoga. Notarás que la mayoría de los yoguis son generalmente compasivos con ellos mismos y con el mundo que los rodea. Los practicantes de yoga desarrollan un sentido más fuerte de empatía porque han pasado por un proceso de transformación interna.

Mente abierta

Un verdadero yogui está en paz con su propio conocimiento del yoga y de los demás. Él o ella está abierto a nuevas ideas y es muy alentador para cualquiera que busque practicar yoga. El yogui no debe juzgar lo que ese nuevo aprendiz piensa que es la forma correcta de practicar yoga, más bien debe guiarlo en su camino.

Edad mental

Los yoguis también se identifican a menudo a través de su edad mental más que de su edad física. Hay yoguis de tan solo 18 años y otros de 80 años. Sin embargo, cuando estos dos grupos de edad de yoguis se encuentren, sentirán una conexión instantánea debido a lo que el yoga les ha hecho en términos de transformación interna, haciendo la diferencia de edad solo un número más.

Energía frente a seriedad

La mayoría de las personas visualizan a los yoguis como personas serias que no hacen bromas ni se divierten. Un yogui probablemente esté más despierto y se divierta más que la mayoría de los no practicantes. Los yoguis son uno con su ser interno que se ven como individuos extremadamente normales y tranquilos. Sin embargo, irradian energía distinta. Incluso cuando no están practicando yoga, es fácil notar su energía interior a través de la forma en que escuchan o hablan.

En términos de enfoque:

Centrarse en la flexibilidad más que en la figura


Un mito popular sobre los yoguis es que tienen el estómago plano y se ven como dioses griegos. Esto definitivamente no es cierto. De hecho, esta mentalidad está en muchos sentidos en contra de los principios básicos del yoga, ya que en realidad se practica la atención mental plena en lugar de una obsesión ciega hacia la buena forma física. Aplicarán el control de sus pensamientos en lugar de controlar el cuerpo porque este último viene con el primero automáticamente.

Aceptación hacia su cuerpo y mente

Muchos yoguis de distinto países suelen tener una apariencia común y normal. Pero han sido gurús del yoga por muchos años enseñando a miles de estudiantes. Muchos de ellos pueden tener sobrepeso o una figura física no convencional, pero tienen una gran flexibilidad con su cuerpo. Aprendieron a trabajar y aceptar su propio cuerpo y mente, estando en paz con lo que se les ha dado.

Abierto al aprendizaje

Un verdadero yogui está tan seguro con lo que sabe que un nuevo conocimiento o cambio no amenaza su comprensión. Como resultado, encontrarás que la mayoría de los yoguis están abiertos a aprender, explorar y descubrir nuevos caminos.

En cuanto a la dieta:

Sí, los yoguis rompen su dieta de vez en cuando con algunas comidas como pizzas y hamburguesas. Y están tranquilos al respecto, sin embargo, entienden la importancia de una dieta Saatvik, esta palabra es derivada del término “Sattva” que significa “puro”. Es por eso que conocerás yoguis enfatizando mucho en fibras naturales a través de frutas y verduras. Prefieren las cosas puras. Algunos yoguis son veganos, pero la idea general es que consumen lo que es mejor para su cuerpo.

 

Con estas pautas, serás capaz de identificar a un auténtico yogui y, además, si lo que quieres es convertirte en uno de ellos, te servirán como una guía en tu camino

Recuerda que una de las grandezas del yoga es que cualquier persona puede iniciarse en su práctica. No importa cómo seas o dónde estés, la belleza del yoga es que puede encontrarte en cualquier circunstancia. El éxito global que tiene el yoga radica básicamente en su capacidad de conseguir una experiencia vital más saludable y fructífera, no sólo para quien lo practica, sino para todos los que le rodean.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE THIS

riddick_kav

© kavaalya 2020. Todos los derechos reservados.