10 Razones por las que Aprender Yoga en India es una Experiencia Única

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La popularidad del yoga no deja de aumentar y esto hace que algunos de los estudiantes de yoga, sobre todo los más serios y apasionados, elijan India como destino preferido.

Su objetivo es doble, por un lado quieren profundizar en la práctica y por otro quieren conocer de primera mano India y sentir su profunda espiritualidad.

Si tú también estás pensado en ir a India, aquí te doy 10 razones a tener en cuenta:

1. El yoga nació en India

¿Quién necesita una razón mejor?.

Nadie sabe muy bien cuál es la edad del yoga, pero sí que tiene, al menos, 5000 años, y la pregunta que me hago es ¿por qué ha llegado hasta nuestros días y se ha expandido por todo el mundo?, la respuesta es obvia; porque funciona.

2. Maestros de yoga Indios.

Solo alguien que se ha crecido en el ambiente propicio y ha “respirado” esos valores puede transmitirlos. Va más allá de “entendimiento”, es un proceso de integración, pasan a formar parte de ti.

El yoga no se enseña, el yoga se trasmite.

3. Ashrams

Los centros de yoga en muchos lugares tienen principalmente un propósito lúdico. El yoga es un complemento pero no el objetivo principal.

Sin embargo, los Ashrams en India no están diseñados con el objetivo de ser cómodos, si no con el de ser eficientes en la transmisión de los valores y conocimiento que llevan a tener una vida plena. 

4. Cultura India

Hay que haber vivido en India durante un tiempo para darse cuenta como ciertos valores espirituales han permeado la sociedad. Y no tiene nada que ver con religión, no es dogma o doctrina, es un entendimiento más profundo de la vida, es conocimiento ancestral de “otros” factores que juegan un papel en la existencia.

5. Gente de la India 

Los Indios son abiertos y tolerantes. Han aceptado y muchas veces integrado otras formas de ver la vida.

El hinduismo no es una religión como se entiende en occidente, es una forma de ver la vida. De hecho se dice que en India hay 33 millones de dioses. ¿Qué importan unos pocos más?. No se sienten amenazados por otras religiones.

6. Yoga auténtico

Las nuevas “modas” del yoga apenas tienen influencia en India. Allí accedes al yoga como siempre ha sido.

El yoga también se ha actualizado en India con el paso de los siglos, pero sin perder de vista su propósito de armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu.

7. Inmersión total

Solo cuando nos sometemos a un reto hay una verdadera posibilidad de cambio.

Por eso hacer un curso intensivo de yoga y además hacerlo en India, fuera del ámbito que conocemos y en el que nos sentimos seguros, abre una oportunidad a que la experiencia sea única y transformadora.

8. India

La diversidad y la intensidad de la vida en india no tienen comparación. Por eso India es un país de extremos, no deja indiferente a nadie. India siempre te cambia.

En función de como proceses esa energía o te enamoras o no lo soportas. El yoga es la forma de intensificar esa energía y canalizarla para acceder a formas más elevadas de vivir la vida.

9. Filosofía India, meditación, pranayama…y mucho más

El yoga no considera una ciencia separada de las demás. No puedes entender el yoga sin aprender meditación o técnicas de respiración o sus fundamentos filosóficos.

En un curso de yoga en India te empapas de un conocimiento ancestral holístico para el que no hay aspectos de la existencia independientes. Yoga significa “unión”.

10. Precios razonables

Si comparas precio con otras ubicaciones verás que puedes venir a India, hacer el curso que elijas y viajar una semana por el país y todavía pagar menos que por cursos en otros lugares de Asia.

En India se da más importancia a tener buenos profesores que a disponer de habitaciones de lujo.

Conclusiones

Podría haber encontrado muchas más razones como su comida, sus paisajes, sus palacios, sus templos, etc pero si tu interés principal es el yoga, las 10 anteriores deberían ser suficientes para ayudarte a decidir.

Es importante tener las ideas claras sobre lo que uno realmente quiere, fijar el objetivo y perseguirlo hasta que este cumplido.

No hay que dejar espacio para que el miedo a tomar decisiones o a pasarlo mal, haga que nos conformemos con menos de lo que queremos.

A mi India y el yoga me han hecho mucho más fuerte y decidida. Siento que por un lado, acepto lo que pasa con mucha más normalidad, sin la necesidad de reaccionar a todo, y por el otro, tengo un mayor control de mi vida y mi nivel de satisfacción ha aumentado considerablemente.

En mi caso estuve viajando por India casi dos meses y luego hice un curso de profesor de yoga de 200 h en un centro acreditado por Yoga Alliance en Goa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE THIS

riddick_kav

© kavaalya 2020. Todos los derechos reservados.